¿Eres corredor y padeces Neuroma de Morton?

El neuroma de Morton es una dolencia muy típica en los corredores, siendo muy doloroso e incluso limitando la actividad deportiva de manera muy importante, llegando a dejar al corredor en el dique seco.

¿Qué es el neuroma de Morton?

 

Es una irritación del nervio interdigital plantar acompañado de una fibrosis (engrosamiento) alrededor del nervio. La localización más frecuente es entre el 3º y 4º metatarsiano. 

 

 

Etiología

 

El origen del neuroma de Morton es múltiple, en los corredores la principal causa es la mecánica, describiéndose las siguientes:

  • Zapatilla de horma estrecha puede provocar que los metatarsianos se junten, pellizquen, cizallen e irriten el nervio.

  • La técnica de carrera. La técnica que exige una pisada de antepié puede producir una sobrecarga y su consecuente lesión del nervio.
  • El acortamiento o retracción de los gemelos pueden provocar una pisada con el antepié e igualmente producir una irritación del nervio.
  • La debilidad de la musculatura intrínseca del pie, como son los musculo interóseos y lumbricales, va a provocar que los metatarsianos sean inestables y esto favorezca el pellizcamiento y cizallamiento del nervio, pudiendo desarrollarse un neuroma de Morton.

  • La inestabilidad del tobillo y pie ocasionada por una biomecánica alterada es otra causa y que puede mejorar con la tonificación y fortalecimiento de la musculatura interna (tibial posterior, flexores) y externa del tobillo (peroneo).

 

¿Por qué la zona más habitual es entre el 3º y 4º metatarsiano?

 

La localización más frecuente es entre el 3º y 4º metatarsiano debido a que se mueven más que el resto de los metatarsianos cuando caminamos y cuando corremos, pero además el nervio situado en este espacio es más gordo anatómicamente debido a que en ese nivel se van a unir dos nervios, el plantar medial y el plantar lateral. Por lo tanto, si este nervio es más gordo, ocupa más espacio y es más propenso a lesionarse.

 

¿Cómo puedo saber si tengo un neuroma de Morton?

 

Tendrás un dolor quemante e incluso asociado a calambres en el 3 y 4 dedo, pero dependerá de la localización del neuroma.
El dolor aumentara según incrementes los kilómetros de carrera y disminuirá en cuanto pares, te quites la zapatilla y te des un pequeño masaje.
En ocasiones en reposo puedes tener pinchazos en los dedos, de tipo eléctrico.

 

Diagnóstico

 

Para el diagnóstico lo más importante es escuchar al paciente como cuenta sus síntomas pero para verificar el diagnóstico disponemos de diferentes test para valorar la posible existencia del neuroma de Morton, siendo los siguientes:

  • Test de compresión, realiza la compresión transversal de los metatarsianos, produciéndose dolor y en ocasiones un chasquido.

  • Test de compresión entre el pulgar y el índice de la mano.

 

Diagnóstico por imagen

 

La ecografía y la resonancia magnética son la pruebas de elección para diagnosticar el neuroma de Morton, pero la ecografía es superior ya que puede aportar más que la resonancia magnética debido a que, si tenemos dudas, hacemos ecografía en el pie sano y comparamos, debido a que en ocasiones es un neuroma muy pequeño y que que si no tuviésemos la oportunidad de hacer ecografía comparativa con el lado sano, pasaría desapercibido, como podría ocurrir con en el caso de la resonancia magnética.

Otra ventaja de la ecografía es que podemos realizar los tests anteriormente descritos mientras observamos el neuroma, de esta manera vemos el comportamiento del nervio entre los huesos metatarsianos. A este tipo de estudio se le denomina ecografía dinámica.

 

 

Tratamiento

 

El tratamiento inicial será eliminar la sobrecarga mecánica, utilizando un calzado adecuado, con una horma y pala del zapato más ancho en la zona de los dedos, evitando así la compresión. También será recomendable limitar el uso de tacón.
Modificar la técnica de carrera puede ayudar a quitar sobrecarga en el nervio, mejorando los síntomas.
Fortalecer la musculatura del tobillo y pie mediante ejercicios específicos.
La fisioterapia puede ayudar en casos leves con la aplicación de ultrasonidos, EPI, estiramientos musculares que provoquen desequilibrios musculotendinosos como es el gemelo.
El tratamiento intermedio se realizará cuando se haya fracaso con el tratamiento inicial, consistiendo este en técnicas para reducir la sensibilidad dolorosa al nervio. A esto se denomina neuroatrofia y las técnicas utilizadas son la neurolísis química (Alcohol), neurolísis eléctrica (radiofrecuencia) e infiltraciones con colágeno. Estas técnicas son muy efectivas pero es necesario realizarlas bajo control ecográfico para que el resultado sea satisfactorio. El 90% de los neuromas de Morton son resueltos con estas técnicas guiada por ecografía.
Finalmente se llevará a cabo el tratamiento quirúrgico, este se realiza cuando fracasa el tratamiento conservador y habiendo descartado otras causas de metatarsalgias, entonces estará indicada la cirugía.

Fuente

 

Biosports
¿Eres corredor y padeces Neuroma de Morton?

El neuroma de Morton es una dolencia muy típica en los corredores, siendo muy doloroso e incluso limitando la actividad deportiva de manera muy importante, llegando a dejar al corredor en el dique seco.

¿Qué es el neuroma de Morton?

 

Es una irritación del nervio interdigital plantar acompañado de una fibrosis (engrosamiento) alrededor del nervio. La localización más frecuente es entre el 3º y 4º metatarsiano. 

 

 

Etiología

 

El origen del neuroma de Morton es múltiple, en los corredores la principal causa es la mecánica, describiéndose las siguientes:

  • Zapatilla de horma estrecha puede provocar que los metatarsianos se junten, pellizquen, cizallen e irriten el nervio.

  • La técnica de carrera. La técnica que exige una pisada de antepié puede producir una sobrecarga y su consecuente lesión del nervio.
  • El acortamiento o retracción de los gemelos pueden provocar una pisada con el antepié e igualmente producir una irritación del nervio.
  • La debilidad de la musculatura intrínseca del pie, como son los musculo interóseos y lumbricales, va a provocar que los metatarsianos sean inestables y esto favorezca el pellizcamiento y cizallamiento del nervio, pudiendo desarrollarse un neuroma de Morton.

  • La inestabilidad del tobillo y pie ocasionada por una biomecánica alterada es otra causa y que puede mejorar con la tonificación y fortalecimiento de la musculatura interna (tibial posterior, flexores) y externa del tobillo (peroneo).

 

¿Por qué la zona más habitual es entre el 3º y 4º metatarsiano?

 

La localización más frecuente es entre el 3º y 4º metatarsiano debido a que se mueven más que el resto de los metatarsianos cuando caminamos y cuando corremos, pero además el nervio situado en este espacio es más gordo anatómicamente debido a que en ese nivel se van a unir dos nervios, el plantar medial y el plantar lateral. Por lo tanto, si este nervio es más gordo, ocupa más espacio y es más propenso a lesionarse.

 

¿Cómo puedo saber si tengo un neuroma de Morton?

 

Tendrás un dolor quemante e incluso asociado a calambres en el 3 y 4 dedo, pero dependerá de la localización del neuroma.
El dolor aumentara según incrementes los kilómetros de carrera y disminuirá en cuanto pares, te quites la zapatilla y te des un pequeño masaje.
En ocasiones en reposo puedes tener pinchazos en los dedos, de tipo eléctrico.

 

Diagnóstico

 

Para el diagnóstico lo más importante es escuchar al paciente como cuenta sus síntomas pero para verificar el diagnóstico disponemos de diferentes test para valorar la posible existencia del neuroma de Morton, siendo los siguientes:

  • Test de compresión, realiza la compresión transversal de los metatarsianos, produciéndose dolor y en ocasiones un chasquido.

  • Test de compresión entre el pulgar y el índice de la mano.

 

Diagnóstico por imagen

 

La ecografía y la resonancia magnética son la pruebas de elección para diagnosticar el neuroma de Morton, pero la ecografía es superior ya que puede aportar más que la resonancia magnética debido a que, si tenemos dudas, hacemos ecografía en el pie sano y comparamos, debido a que en ocasiones es un neuroma muy pequeño y que que si no tuviésemos la oportunidad de hacer ecografía comparativa con el lado sano, pasaría desapercibido, como podría ocurrir con en el caso de la resonancia magnética.

Otra ventaja de la ecografía es que podemos realizar los tests anteriormente descritos mientras observamos el neuroma, de esta manera vemos el comportamiento del nervio entre los huesos metatarsianos. A este tipo de estudio se le denomina ecografía dinámica.

 

 

Tratamiento

 

El tratamiento inicial será eliminar la sobrecarga mecánica, utilizando un calzado adecuado, con una horma y pala del zapato más ancho en la zona de los dedos, evitando así la compresión. También será recomendable limitar el uso de tacón.
Modificar la técnica de carrera puede ayudar a quitar sobrecarga en el nervio, mejorando los síntomas.
Fortalecer la musculatura del tobillo y pie mediante ejercicios específicos.
La fisioterapia puede ayudar en casos leves con la aplicación de ultrasonidos, EPI, estiramientos musculares que provoquen desequilibrios musculotendinosos como es el gemelo.
El tratamiento intermedio se realizará cuando se haya fracaso con el tratamiento inicial, consistiendo este en técnicas para reducir la sensibilidad dolorosa al nervio. A esto se denomina neuroatrofia y las técnicas utilizadas son la neurolísis química (Alcohol), neurolísis eléctrica (radiofrecuencia) e infiltraciones con colágeno. Estas técnicas son muy efectivas pero es necesario realizarlas bajo control ecográfico para que el resultado sea satisfactorio. El 90% de los neuromas de Morton son resueltos con estas técnicas guiada por ecografía.
Finalmente se llevará a cabo el tratamiento quirúrgico, este se realiza cuando fracasa el tratamiento conservador y habiendo descartado otras causas de metatarsalgias, entonces estará indicada la cirugía.

Fuente

 

Contáctese con nosotros

Balcarce 592|info@biosports.com.ar|341 6990231