Mizuno Wave Rider 22

La Mizuno Rider es uno de los modelos más conocidos e icónicos de la historia de las zapatillas de running, de eso creo que no nos cabe ninguna duda a ninguno. La Mizuno Wave Rider 22 es una zapatilla continuista en cuanto a lo que ha estado ofreciendo los últimos años pero le han aplicado los suficientes cambios como para volver a ponerla de nuevo en la cima de las zapatillas de gama alta de amortiguación neutra.
Estamos hablando de una zapatilla muy amortiguada y muy agradable, es cierto que el Wave sigue siendo importante, pero con esta construcción y la nueva geometría se quedan atrás los años donde la Rider era un modelo rápido, firme y con mucha respuesta. Es cierto que la Mizuno Wave Rider 22 sigue teniendo ventaja respecto a sus rivales en algunos de estos aspectos, pero ya no es ese misil tierra/aire que, además, era una gran opción para entrenar.

 

 


Chasis y mediasuela

 

Las medidas de altura del chasis, que son 30 mm en talón y 18 mm en antepie con el clásico drop de 12 mm. Es una de las pocas zapatillas que sigue manteniendo ese drop alto de 12 mm que es parte intrínseca del modelo desde sus inicios y que, debido a su público tan fiel, Mizuno quiere mantenerlo así.
La base del chasis en talla 10 US es de 92 mm en talón y 115 mm en antepié, por lo que tenemos una zapatilla de base generosa. Puede sorprender a muchos, pero la Mizuno Wave Rider 22 no es un modelo de ‘hasta 75 kg’ sino que aguanta más peso sin inmutarse ya que posee estabilidad y suficiente amortiguación como para que alguien de 85 kg -e incluso 90 kg– pueda usarlas con éxito.
Entonces, ¿qué es lo que cambia con respecto a la Mizuno Wave Rider 21? El U4iC (de color blanco) presenta una serie de perforaciones o agujeros que exteriormente no se aprecian (se pueden ver si nos fijamos mucho a través del Wave en el hueco del talón en la suela) y que facilitan la compresión y la distribución del impacto en la mediasuela, mejorando el feeling de la zapatilla a la hora de ofrecer un tacto más agradable y blando.

 


La Mizuno Wave Rider 22 es, en términos generales, una zapatilla bastante estable, pero también lo es un poquito menos que Rider anteriores, lo que no tiene porqué ser algo malo ya que muchos corredores se beneficiarán de una Rider menos rígida torsionalmente.

 

Suela


En el antepié tenemos un blown rubber de 77º, por encima de la media en cuanto a dureza, lo que nos da un plus de durabilidad. La verdad es que todas las suelas de las Rider han sido muy duraderas y esta no va a ser una excepción. Particularmente, desde que tienen U4iC, siempre gasto las Rider de mediasuela antes que de suela ya que el U4iC tiene un pequeño punto débil, que es que se chafa y se estresa cuando recibe mucha carga de trabajo en poco tiempo o sin suficiente descanso.

 

 

 

Amortiguación


La amortiguación es excelente y de tacto bastante blando para lo que uno se espera de Mizuno. De hecho, es blanda con respecto a la media del segmento, además ha ganado recorrido y es algo menos rígida, claramente más agradable en el pie tanto estática como dinámicamente.
Se nota también más amortiguada en mediopié, sobre todo en la parte interna. Si pronas un poquito, notarás más amortiguación en esa parte con respecto a anteriores Rider. En la parte delantera es también muy agradable y con bastante amortiguación.

 

Conclusión


Si buscas una zapatilla amortiguada, esta Mizuno Wave Rider 22 sería la mejor Rider de la historia de lejos. Es claramente la más blanda y la más amortiguada de todas ellas.
Si, por el contrario, buscas una zapatilla con carácter para entrenar a 4’/km, quizá la Mizuno Wave Shadow o la Mizuno Wave Prodigy sean más aptas ya que la Rider 22 se ha encaminado hacia el confort y la amortiguación.
La verdad es que, como usuario clásico de la Rider que las usa para entrenamientos medios y largos, la Mizuno Wave Rider 22 es un regalo del cielo, te dan ganas de correr más kilómetros de los previstos.
Usuario tipo: Corredores neutros, supinadores o plantilleros de hasta 85 kg que busquen un modelo de entrenamiento o competiciones de hasta maratón para todo tipo de terrenos (tierra, gravilla, campo…) a ritmos más lentos de 4.15 min/km.

 

LO MEJOR

 

  • Tacto agradable y amortiguación abundante
  • Geometría y durabilidad de la suela
  • Los nuevos cambios en mediasuela
  • Nuevo upper

 

A MEJORAR

  • Peso
  • Su drop de 12 mm generará rechazo en muchos corredores
Biosports
Mizuno Wave Rider 22

La Mizuno Rider es uno de los modelos más conocidos e icónicos de la historia de las zapatillas de running, de eso creo que no nos cabe ninguna duda a ninguno. La Mizuno Wave Rider 22 es una zapatilla continuista en cuanto a lo que ha estado ofreciendo los últimos años pero le han aplicado los suficientes cambios como para volver a ponerla de nuevo en la cima de las zapatillas de gama alta de amortiguación neutra.
Estamos hablando de una zapatilla muy amortiguada y muy agradable, es cierto que el Wave sigue siendo importante, pero con esta construcción y la nueva geometría se quedan atrás los años donde la Rider era un modelo rápido, firme y con mucha respuesta. Es cierto que la Mizuno Wave Rider 22 sigue teniendo ventaja respecto a sus rivales en algunos de estos aspectos, pero ya no es ese misil tierra/aire que, además, era una gran opción para entrenar.

 

 


Chasis y mediasuela

 

Las medidas de altura del chasis, que son 30 mm en talón y 18 mm en antepie con el clásico drop de 12 mm. Es una de las pocas zapatillas que sigue manteniendo ese drop alto de 12 mm que es parte intrínseca del modelo desde sus inicios y que, debido a su público tan fiel, Mizuno quiere mantenerlo así.
La base del chasis en talla 10 US es de 92 mm en talón y 115 mm en antepié, por lo que tenemos una zapatilla de base generosa. Puede sorprender a muchos, pero la Mizuno Wave Rider 22 no es un modelo de ‘hasta 75 kg’ sino que aguanta más peso sin inmutarse ya que posee estabilidad y suficiente amortiguación como para que alguien de 85 kg -e incluso 90 kg– pueda usarlas con éxito.
Entonces, ¿qué es lo que cambia con respecto a la Mizuno Wave Rider 21? El U4iC (de color blanco) presenta una serie de perforaciones o agujeros que exteriormente no se aprecian (se pueden ver si nos fijamos mucho a través del Wave en el hueco del talón en la suela) y que facilitan la compresión y la distribución del impacto en la mediasuela, mejorando el feeling de la zapatilla a la hora de ofrecer un tacto más agradable y blando.

 


La Mizuno Wave Rider 22 es, en términos generales, una zapatilla bastante estable, pero también lo es un poquito menos que Rider anteriores, lo que no tiene porqué ser algo malo ya que muchos corredores se beneficiarán de una Rider menos rígida torsionalmente.

 

Suela


En el antepié tenemos un blown rubber de 77º, por encima de la media en cuanto a dureza, lo que nos da un plus de durabilidad. La verdad es que todas las suelas de las Rider han sido muy duraderas y esta no va a ser una excepción. Particularmente, desde que tienen U4iC, siempre gasto las Rider de mediasuela antes que de suela ya que el U4iC tiene un pequeño punto débil, que es que se chafa y se estresa cuando recibe mucha carga de trabajo en poco tiempo o sin suficiente descanso.

 

 

 

Amortiguación


La amortiguación es excelente y de tacto bastante blando para lo que uno se espera de Mizuno. De hecho, es blanda con respecto a la media del segmento, además ha ganado recorrido y es algo menos rígida, claramente más agradable en el pie tanto estática como dinámicamente.
Se nota también más amortiguada en mediopié, sobre todo en la parte interna. Si pronas un poquito, notarás más amortiguación en esa parte con respecto a anteriores Rider. En la parte delantera es también muy agradable y con bastante amortiguación.

 

Conclusión


Si buscas una zapatilla amortiguada, esta Mizuno Wave Rider 22 sería la mejor Rider de la historia de lejos. Es claramente la más blanda y la más amortiguada de todas ellas.
Si, por el contrario, buscas una zapatilla con carácter para entrenar a 4’/km, quizá la Mizuno Wave Shadow o la Mizuno Wave Prodigy sean más aptas ya que la Rider 22 se ha encaminado hacia el confort y la amortiguación.
La verdad es que, como usuario clásico de la Rider que las usa para entrenamientos medios y largos, la Mizuno Wave Rider 22 es un regalo del cielo, te dan ganas de correr más kilómetros de los previstos.
Usuario tipo: Corredores neutros, supinadores o plantilleros de hasta 85 kg que busquen un modelo de entrenamiento o competiciones de hasta maratón para todo tipo de terrenos (tierra, gravilla, campo…) a ritmos más lentos de 4.15 min/km.

 

LO MEJOR

 

  • Tacto agradable y amortiguación abundante
  • Geometría y durabilidad de la suela
  • Los nuevos cambios en mediasuela
  • Nuevo upper

 

A MEJORAR

  • Peso
  • Su drop de 12 mm generará rechazo en muchos corredores

Contáctese con nosotros

Balcarce 592|info@biosports.com.ar|341 6990231