Asics Gel Cumulus 21

Si algo tiene y mantiene la saga Cumulus es su combinación de comodidad, amortiguación y estabilidad. Gracias a esto, la ASICS GEL Cumulus 21 es, quizá, la zapatilla más sólida (junto con la New Balance 880 v8) y con la que menos te puedes equivocar dentro del segmento de zapatillas neutras de gama alta.
La nueva edición que hoy nos ocupa no es más que una continuación de lo que hemos visto el año pasado. Mantiene los principales cambios pero le da un giro más de rosca al confort, lo que mantiene la esencia de la ASICS GEL Cumulus 21 pero no pierde comba respecto al mercado.

 

Chasis y mediasuela


Sigue siendo una zapatilla de 29 mm de perfil en talón y 19 mm en antepié con un drop de 10 mm que se nota tal cual, no da sensaciones de tener menos drop (es muy clásica en este sentido).
La base de la zapatilla sigue siendo igual, con 92 mm en talón y 114 mm en antepié, medidas muy estándar para su categoría.
Los materiales que componen la mediasuela son FlyteFoam Lyte y FlyteFoam Propel.


El FlyteFoam Lyte es el material que vemos de color blanco y el responsable principal de aportar amortiguación en el aterrizaje del pie, de ahí que su posicionamiento ocupe el mayor porcentaje del volumen de la mediasuela en talón y mediopié.
El uso del FlyteFoam Propel (de azul) permite que la ASICS GEL Cumulus 21 sea una zapatilla que, si bien es tranquila, pueda utilizarse ocasionalmente por debajo de 4.30 min/km sin que vaya demasiado forzada.
Otro de los usos del FlyteFoam Propel en la ASICS GEL Cumulus 21 es el de evitar que el pie se hunda demasiado, y es por ello que se extiende a lo largo de toda la suela. Además, tenemos una pequeña capa de FlyteFoam Propel en el talón que evita sobreestiramientos innecesarios de Aquiles o fascia.
El Gel es ya por todos conocido y el material estrella de ASICS. No está ausente en la Cumulus 21, sigue siendo un elemento relevante el funcionamiento de la zapatilla y su presencia en la parte externa del talón tiene una motivación más que obvia: amortiguar el pie en la zona de impacto principal.

 

 

Tanto por drop como por el enfoque de la geometría y la colocación de los materiales es evidente que la ASICS GEL Cumulus 21 está diseñada para corredores con tendencia a talonear. Es cierto que desde la versión anterior es más apta para aterrizar de talón y sigue siendo una zapatilla para corredores con una técnica media o no demasiado trabajada.

 

 

 


Suela


La suela también sigue siendo prácticamente la misma que en la anterior versión.
Tenemos un talón con caucho AHAR+ de 84º de dureza que ocupa la pieza naranja más retrasada, mientras que el resto del material que cubre la suela es un blown rubber DuraSponge de 74º de dureza.
Cuenta con la Guidance Line, que hace muy bien su trabajo de repartir presiones y llevar el pie bien orientado hasta el despegue.
Por geometría de tacos y por estructura consistente y estabilidad, la ASICS GEL Cumulus 21 es una excelente zapatilla para correr por terrenos más inestables que el asfalto, léase tierra, hierba, caminos con piedrecitas, etc.

 

 

Amortiguación


La amortiguación es muy buena, se podría definir como la típica de ASICS en la que el Gel es protagonista en el talón pero el resto de la zapatilla también es muy agradable al tacto.
La dureza de los materiales va de los 35º del Gel a los 55º del FlyteFoam Propel, pasando por los 50º del FlyteFoam Lyte. Son cifras que se combinan bien para dar más o menos recorrido donde se necesita.
Lo cierto es que la ASICS GEL Cumulus 21 es una zapatilla de gran amortiguación donde no os va a faltar en ningún momento esa protección agradable en tacto: peséis 70 kg o 90 kg no se va a hundir de golpe o no va a ser demasiado blanda.

 

Conclusiones


Usuario tipo: Corredores neutros, plantilleros o supinadores de entre 65 kg y 95 kg que busquen una zapatilla muy amortiguada y confortable para entrenamientos y competiciones largas a ritmos más lentos de 4.20 min/km.
Si como corredor eres de lo que busca lo último, te arriesgas a cambiar de marca para probar ese nuevo material que dicen que es lo mejor, la zapatilla más llamativa o el diseño más rompedor, la Cumulus 21 no es para ti.
Sin embargo, si te preocupa es encontrar una zapatilla que lo haga todo bien, que sea cómoda, con buena horma, confortable, duradera y agradable, la ASICS GEL Cumulus 21 es la opción con la que tienes menos posibilidades de equivocarte.

 

LO MEJOR

 

  • Lo hace casi todo bien
  • Confort mejorado
  • Muy estructurada y estable en el talón
  • Amortiguación agradable

 

A MEJORAR

 

  • Sin ser pesada, diez gramos menos sería un gran avance en agilidad
  • No es la más llamativa ni tiene una campaña de marketing importante detrás
Biosports
Asics Gel Cumulus 21

Si algo tiene y mantiene la saga Cumulus es su combinación de comodidad, amortiguación y estabilidad. Gracias a esto, la ASICS GEL Cumulus 21 es, quizá, la zapatilla más sólida (junto con la New Balance 880 v8) y con la que menos te puedes equivocar dentro del segmento de zapatillas neutras de gama alta.
La nueva edición que hoy nos ocupa no es más que una continuación de lo que hemos visto el año pasado. Mantiene los principales cambios pero le da un giro más de rosca al confort, lo que mantiene la esencia de la ASICS GEL Cumulus 21 pero no pierde comba respecto al mercado.

 

Chasis y mediasuela


Sigue siendo una zapatilla de 29 mm de perfil en talón y 19 mm en antepié con un drop de 10 mm que se nota tal cual, no da sensaciones de tener menos drop (es muy clásica en este sentido).
La base de la zapatilla sigue siendo igual, con 92 mm en talón y 114 mm en antepié, medidas muy estándar para su categoría.
Los materiales que componen la mediasuela son FlyteFoam Lyte y FlyteFoam Propel.


El FlyteFoam Lyte es el material que vemos de color blanco y el responsable principal de aportar amortiguación en el aterrizaje del pie, de ahí que su posicionamiento ocupe el mayor porcentaje del volumen de la mediasuela en talón y mediopié.
El uso del FlyteFoam Propel (de azul) permite que la ASICS GEL Cumulus 21 sea una zapatilla que, si bien es tranquila, pueda utilizarse ocasionalmente por debajo de 4.30 min/km sin que vaya demasiado forzada.
Otro de los usos del FlyteFoam Propel en la ASICS GEL Cumulus 21 es el de evitar que el pie se hunda demasiado, y es por ello que se extiende a lo largo de toda la suela. Además, tenemos una pequeña capa de FlyteFoam Propel en el talón que evita sobreestiramientos innecesarios de Aquiles o fascia.
El Gel es ya por todos conocido y el material estrella de ASICS. No está ausente en la Cumulus 21, sigue siendo un elemento relevante el funcionamiento de la zapatilla y su presencia en la parte externa del talón tiene una motivación más que obvia: amortiguar el pie en la zona de impacto principal.

 

 

Tanto por drop como por el enfoque de la geometría y la colocación de los materiales es evidente que la ASICS GEL Cumulus 21 está diseñada para corredores con tendencia a talonear. Es cierto que desde la versión anterior es más apta para aterrizar de talón y sigue siendo una zapatilla para corredores con una técnica media o no demasiado trabajada.

 

 

 


Suela


La suela también sigue siendo prácticamente la misma que en la anterior versión.
Tenemos un talón con caucho AHAR+ de 84º de dureza que ocupa la pieza naranja más retrasada, mientras que el resto del material que cubre la suela es un blown rubber DuraSponge de 74º de dureza.
Cuenta con la Guidance Line, que hace muy bien su trabajo de repartir presiones y llevar el pie bien orientado hasta el despegue.
Por geometría de tacos y por estructura consistente y estabilidad, la ASICS GEL Cumulus 21 es una excelente zapatilla para correr por terrenos más inestables que el asfalto, léase tierra, hierba, caminos con piedrecitas, etc.

 

 

Amortiguación


La amortiguación es muy buena, se podría definir como la típica de ASICS en la que el Gel es protagonista en el talón pero el resto de la zapatilla también es muy agradable al tacto.
La dureza de los materiales va de los 35º del Gel a los 55º del FlyteFoam Propel, pasando por los 50º del FlyteFoam Lyte. Son cifras que se combinan bien para dar más o menos recorrido donde se necesita.
Lo cierto es que la ASICS GEL Cumulus 21 es una zapatilla de gran amortiguación donde no os va a faltar en ningún momento esa protección agradable en tacto: peséis 70 kg o 90 kg no se va a hundir de golpe o no va a ser demasiado blanda.

 

Conclusiones


Usuario tipo: Corredores neutros, plantilleros o supinadores de entre 65 kg y 95 kg que busquen una zapatilla muy amortiguada y confortable para entrenamientos y competiciones largas a ritmos más lentos de 4.20 min/km.
Si como corredor eres de lo que busca lo último, te arriesgas a cambiar de marca para probar ese nuevo material que dicen que es lo mejor, la zapatilla más llamativa o el diseño más rompedor, la Cumulus 21 no es para ti.
Sin embargo, si te preocupa es encontrar una zapatilla que lo haga todo bien, que sea cómoda, con buena horma, confortable, duradera y agradable, la ASICS GEL Cumulus 21 es la opción con la que tienes menos posibilidades de equivocarte.

 

LO MEJOR

 

  • Lo hace casi todo bien
  • Confort mejorado
  • Muy estructurada y estable en el talón
  • Amortiguación agradable

 

A MEJORAR

 

  • Sin ser pesada, diez gramos menos sería un gran avance en agilidad
  • No es la más llamativa ni tiene una campaña de marketing importante detrás

Contáctese con nosotros

Balcarce 592|info@biosports.com.ar|341 6990231