NIKE AIR ZOOM STRUCTURE 21

Las Nike Structure 21 afianzan los grandes cambios que introdujeron sus predecesoras que, dieron un importante salto de calidad posicionandolas en lo que llegaron a ser en la “era Pre Dynamic Support“.

La suela y la mediasuela de las Nike Air Zoom Structure 21 se mantienen intactas y, en el upper, los cambios, aunque se notan, no han sido revolucionarios sino que se han limitado a hacerle unos cuantos pequeños ajustes en zonas que detectaron como mejorables.

La verdad es que la Nike Air Zoom Structure 21 es un modelo curioso porque, sin hacer mucho ruido, está siempre ahí, como a la expectativa, sin grandes alardes que le hagan ser una de las más famosas o reconocidas por el público pero que tiene tras ella a una buena legión de usuarios fieles que confían en su solvencia y buen hacer.

De hecho, la propia Nike demuestra que es un modelo en el que confía mucho y por eso las ha incluido en las Nike Zoom Series junto con las Nike Vaporfly 4%, Nike Zoom Fly y Nike Pegasus 34, poniéndolas teóricamente por delante de modelos de renombre como las Nike Air Zoom Vomero 12.

Quizá están un poco infravaloradas las Nike Air Zoom Structure 21 porque, para corredores pronadores de pesos medios o altos (hasta los 85 kg) son unas zapatillas de entrenamiento muy cómodas, confortables y con una corrección importante que no es excesivamente intrusiva, por lo que pueden dar mucho juego.

 

 

Las Nike Air Zoom Structure 21 al detalle:

 

Como os he dicho en la introducción, la mediasuela permanece intacta, tanto a nivel de compuestos como a nivel de alturas por lo que tenemos un elaborado conjunto que recurre al Phylon, Cushlon ST y Zoom Air con un drop de 10 milímetros que resulta de unas alturas de 28 milímetros en talón y 18 milímetros en antepié.

La magia corre a cargo del conjunto global y de cómo han conseguido los de Nike combinar los tres elementos para que sean capaces de ofrecer amortiguación, soporte relativamente adaptativo o, en palabras suyas, “dinámico” y una buena transición de la pisada.

El Phylon, blandito, se encarga de la amortiguación y lo tenemos más o menos en la mitad exterior, dejando la zona interior para el Cushlon ST, más denso y con algo menos de compresión, para que se encargue de crear ese “Dynamic Support” que, ahora sí, hace su trabajo muy bien o incluso mejor que en los casos en los que se utilizan dobles densidades clásicas o piezas rígidas para evitar que el pie prone en exceso.

 

 

Nike Air Zoom Structure 21 - InteriorEl soporte se reparte a lo largo de toda la cara interna por lo que eso lo agradecen mucho los que necesitan soporte en la fase central y delantera del pie, es muy progresivo y poco intrusivo para la cantidad de soporte que ofrece.

La suela de las Nike Air Zoom Structure 21 también se ha mantenido intacta respecto a la de sus predecesoras, que pasó por un remodelado también importante.

 

 

Nike Air Zoom Structure 21 - SuelaVemos dos zonas bien diferenciadas con la zona del reborde exterior que, aunque Nike no lo denomina así en este modelo, recuerda a los Crash Rails de, por ejemplo, las Nike Pegasus 34 y que ofrece un apoyo muy bueno y estable en toda esa parte exterior. Combinado con la gran ranura longitudinal, permite apoyar el pie de forma muy progresiva, sin que caiga a bloque.

En el resto de la suela (centro e interior), una amalgama de taquitos con forma pentagonal pero no todos de igual tamaño ni con el mismo espaciado entre ellos sino que vemos claras diferencias entre los de la cara interna del talón, mucho mayores y juntos y, por ejemplo, los de la zona de los metatarsos, de menor tamaño y más separados.

Con esto consiguen trabajar bastante bien la flexibilidad (no es su fuerte pero no son excesivamente rígidas) y, como los tacos quedan bajo una parte blandita de la mediasuela, se pueden meter en ella fácilmente y así se adaptan a cualquier irregularidad del terreno, dando siempre mucha superficie de apoyo.

Nike Air Zoom Structure 21 - HormaEn el upper de las Nike Air Zoom Structure 21 han metido cambios pero la esencia permanece. Es algo más refinado, menos agujereado pero sin perder transpirabilidad, le han ocultado un poco los cables del Flywire de los dos últimos ojales y diría que el collar está algo más cerradito.

Es un upper que conjunta muy bien con la filosofía del Dynamic Support ofreciendo buena sujeción pero sin ser intransigente. Si acaso, destacaría el contrafuerte, muy contundente que además choca un poco con la corrección que la mediasuela ofrece en esa zona, algo inferior a lo que pueden ofrecer algunas de sus rivales.

 

 

Nike Air Zoom Structure 21 - Shield - ExteriorAdemás, tenemos la posibilidad de las Nike Air Zoom Structure 21 Shield que ofrecen un upper con un tratamiento que repele el agua y que, aunque no es totalmente impermeable, aguanta bastante antes de calar y tiene la ventaja de que no son excesivamente calurosas. Este modelo Shield también incluye una mayor cantidad de reflectantes, por lo que están especialmente pensadas para quienes salen a primeras y últimas horas del día, cuando aún no hay luminosidad suficiente.

Un dato interesante es el del peso porque las Nike Air Zoom Structure 21 pesan sólo 278 gramos (283 gramos en la versión Shield), una rebaja de nada menos que 25 gramos respecto a sus predecesoras.

 

LO MEJOR

 

  • Soporte eficaz, progresivo y muy poco intrusivo.
  • Buena dinámica de la pisada.
  • Muy buen ajuste.
  • Bastante ligeras.
  • Disponible con upper con tratamiento repelente al agua.

A MEJORAR

 

  • Flexibilidad mejorable.
  • Infravalorada por muchos. 

 

Fuente

Biosports
NIKE AIR ZOOM STRUCTURE 21

Las Nike Structure 21 afianzan los grandes cambios que introdujeron sus predecesoras que, dieron un importante salto de calidad posicionandolas en lo que llegaron a ser en la “era Pre Dynamic Support“.

La suela y la mediasuela de las Nike Air Zoom Structure 21 se mantienen intactas y, en el upper, los cambios, aunque se notan, no han sido revolucionarios sino que se han limitado a hacerle unos cuantos pequeños ajustes en zonas que detectaron como mejorables.

La verdad es que la Nike Air Zoom Structure 21 es un modelo curioso porque, sin hacer mucho ruido, está siempre ahí, como a la expectativa, sin grandes alardes que le hagan ser una de las más famosas o reconocidas por el público pero que tiene tras ella a una buena legión de usuarios fieles que confían en su solvencia y buen hacer.

De hecho, la propia Nike demuestra que es un modelo en el que confía mucho y por eso las ha incluido en las Nike Zoom Series junto con las Nike Vaporfly 4%, Nike Zoom Fly y Nike Pegasus 34, poniéndolas teóricamente por delante de modelos de renombre como las Nike Air Zoom Vomero 12.

Quizá están un poco infravaloradas las Nike Air Zoom Structure 21 porque, para corredores pronadores de pesos medios o altos (hasta los 85 kg) son unas zapatillas de entrenamiento muy cómodas, confortables y con una corrección importante que no es excesivamente intrusiva, por lo que pueden dar mucho juego.

 

 

Las Nike Air Zoom Structure 21 al detalle:

 

Como os he dicho en la introducción, la mediasuela permanece intacta, tanto a nivel de compuestos como a nivel de alturas por lo que tenemos un elaborado conjunto que recurre al Phylon, Cushlon ST y Zoom Air con un drop de 10 milímetros que resulta de unas alturas de 28 milímetros en talón y 18 milímetros en antepié.

La magia corre a cargo del conjunto global y de cómo han conseguido los de Nike combinar los tres elementos para que sean capaces de ofrecer amortiguación, soporte relativamente adaptativo o, en palabras suyas, “dinámico” y una buena transición de la pisada.

El Phylon, blandito, se encarga de la amortiguación y lo tenemos más o menos en la mitad exterior, dejando la zona interior para el Cushlon ST, más denso y con algo menos de compresión, para que se encargue de crear ese “Dynamic Support” que, ahora sí, hace su trabajo muy bien o incluso mejor que en los casos en los que se utilizan dobles densidades clásicas o piezas rígidas para evitar que el pie prone en exceso.

 

 

Nike Air Zoom Structure 21 - InteriorEl soporte se reparte a lo largo de toda la cara interna por lo que eso lo agradecen mucho los que necesitan soporte en la fase central y delantera del pie, es muy progresivo y poco intrusivo para la cantidad de soporte que ofrece.

La suela de las Nike Air Zoom Structure 21 también se ha mantenido intacta respecto a la de sus predecesoras, que pasó por un remodelado también importante.

 

 

Nike Air Zoom Structure 21 - SuelaVemos dos zonas bien diferenciadas con la zona del reborde exterior que, aunque Nike no lo denomina así en este modelo, recuerda a los Crash Rails de, por ejemplo, las Nike Pegasus 34 y que ofrece un apoyo muy bueno y estable en toda esa parte exterior. Combinado con la gran ranura longitudinal, permite apoyar el pie de forma muy progresiva, sin que caiga a bloque.

En el resto de la suela (centro e interior), una amalgama de taquitos con forma pentagonal pero no todos de igual tamaño ni con el mismo espaciado entre ellos sino que vemos claras diferencias entre los de la cara interna del talón, mucho mayores y juntos y, por ejemplo, los de la zona de los metatarsos, de menor tamaño y más separados.

Con esto consiguen trabajar bastante bien la flexibilidad (no es su fuerte pero no son excesivamente rígidas) y, como los tacos quedan bajo una parte blandita de la mediasuela, se pueden meter en ella fácilmente y así se adaptan a cualquier irregularidad del terreno, dando siempre mucha superficie de apoyo.

Nike Air Zoom Structure 21 - HormaEn el upper de las Nike Air Zoom Structure 21 han metido cambios pero la esencia permanece. Es algo más refinado, menos agujereado pero sin perder transpirabilidad, le han ocultado un poco los cables del Flywire de los dos últimos ojales y diría que el collar está algo más cerradito.

Es un upper que conjunta muy bien con la filosofía del Dynamic Support ofreciendo buena sujeción pero sin ser intransigente. Si acaso, destacaría el contrafuerte, muy contundente que además choca un poco con la corrección que la mediasuela ofrece en esa zona, algo inferior a lo que pueden ofrecer algunas de sus rivales.

 

 

Nike Air Zoom Structure 21 - Shield - ExteriorAdemás, tenemos la posibilidad de las Nike Air Zoom Structure 21 Shield que ofrecen un upper con un tratamiento que repele el agua y que, aunque no es totalmente impermeable, aguanta bastante antes de calar y tiene la ventaja de que no son excesivamente calurosas. Este modelo Shield también incluye una mayor cantidad de reflectantes, por lo que están especialmente pensadas para quienes salen a primeras y últimas horas del día, cuando aún no hay luminosidad suficiente.

Un dato interesante es el del peso porque las Nike Air Zoom Structure 21 pesan sólo 278 gramos (283 gramos en la versión Shield), una rebaja de nada menos que 25 gramos respecto a sus predecesoras.

 

LO MEJOR

 

  • Soporte eficaz, progresivo y muy poco intrusivo.
  • Buena dinámica de la pisada.
  • Muy buen ajuste.
  • Bastante ligeras.
  • Disponible con upper con tratamiento repelente al agua.

A MEJORAR

 

  • Flexibilidad mejorable.
  • Infravalorada por muchos. 

 

Fuente

Contáctese con nosotros

Balcarce 592|info@biosports.com.ar|341 6990231