Asics Kayano 26

A las Kayano 26 se le han realizado varios cambios, algunos de ellos clave para diferenciarla un poco de una ASICS GEL Kayano 25 que, sinceramente, no fue una zapatilla demasiado brillante, sí funcional, pero no supuso un paso adelante en la historia.

 

 

Chasis y mediasuela

 

Tenemos un chasis de 29 mm de altura en el talón, 19 mm en el antepié y un drop resultante de 10 mm, medidas totalmente acordes con su segmento, el de tope de gama para pronadores.

La ASICS GEL Kayano 26 para mujer tiene bastantes cambios aparte de ser más estrecha: los materiales son más blandos para adaptarse mejor al menor peso de las mujeres y el drop es mayor, en concreto de 13 mm, ya que el talón está más elevado para adaptarse a un Aquiles menos elástico, que también suele ser habitual en las mujeres.

Es un material que mezcla FlyteFoam normal con goma para darle un plus de respuesta y retorno de energía a la zapatilla. Su adición en la versión anterior resultó en una zapatilla algo pesada y tosca pero en esta versión se ha apaciguado un poco ese efecto y es algo más cómoda.

Si hay que resaltar un cambio en el chasis de esta Kayano 26 sería sin duda la geometría del Gel en el talón. Para los fieles del modelo, no será ninguna novedad ver la distribución del Gel en esta zona ya que la Kayano ha utilizado durante muchos años este tipo de disposición y extensión de Gel.

Ambas versiones se diferencian en que el Dynamic Duomax lleva una capa por encima de material más blando (en este caso, FlyteFoam Propel) que hace de filtro entre el pie y la doble densidad.

La base que fundamenta esto es que el pie puede no pronar o no necesitar corrección hasta cierto punto y, en el caso de pronar levemente (o, directamente, no pronar), será el FlyteFoam Propel el que notemos, pero si la pronación aumenta o necesitamos soporte, entonces la doble densidad empezará a actuar.

 

De ahí la denominación de Duomax ‘dinámico’ y también el cambio de categoría de la Kayano estos últimos años: estamos hablando de una zapatilla de control de estabilidad para neutros con necesidad extra de estabilidad y pronadores leves o pronadores medios de no demasiado peso. Para más pronación, ASICS tiene otros modelos igual de buenos, como la ASICS GT-4000.

 

Suela

 

La suela sigue siendo bastante parecida en cuanto a rendimiento a lo que la Kayano viene ofreciendo desde hace bastantes años.

El principal cambio se da en la Guidance Line que, en esta versión, se ve acompañada por otro corte de flexión paralelo en el antepié. Además, la línea principal se ve más interrumpida por el taqueado delantero.

Estos cambios han sido un poco contradictorios ya que, por un lado, cortas la Guidance Line con tacos pero le añades otro pequeño corte paralelo a la zapatilla. Ereo que el objetivo era el de hacer un antepié más estable pero una transición más progresiva y lo cierto es que en ambas cosas es mejor que la ASICS GEL Kayano 25 a pesar de ser algo rígida para mi gusto.

No me entendáis mal, la zona delantera ha mejorado en flexión, ayudada en parte porque los cortes de flexión ahora no se interrumpen debajo del primer metatarso, pero en general la zapatilla es rígida desde el talón al primer surco de flexión.


El Trusstic System (la pieza de plástico del arco de la zapatilla) ha sido rediseñado pero básicamente mantiene unas líneas similares ya no solo a la Kayano 25 sino a muchos otros modelos de la marca, con dos tirantes que se cruzan para dar rigidez torsional en el sentido de la marcha.

 

Amortiguación


La amortiguación es la parte que me ha dejado más dudas sobre la ASICS GEL Kayano 26. No es una mala amortiguación ni le falta cantidad para la función que busca y, de hecho, creo que es el tipo de amortiguación que en ASICS querían darle, pero si no eres un asiduo a los últimos modelo de Kayano y piensas que esta versión es el paradigma de la comodidad y de la amortiguación por la fama que tiene el modelo, quizá te lleves una decepción.

Es cierto que mejora un poquito lo visto en la ASICS GEL Kayano 25, especialmente en el talón: la nueva geometría del talón, con mucho más Gel, hace que si aterrizamos con esta zona, la zapatilla nos dé un poquito más de amortiguación. Vas a notar el cambio especialmente con respecto a la versión anterior (que era más firme) si pesas menos de 80 kg.

 


El Gel trasero nos da cierto recorrido y es la primera parte de una buena transición de pisada hacia el antepié.

En el momento en el que el FlyteFoam Propel empieza a ser protagonista, la sensación cambia un poco y la respuesta se hace presente. La parte media y delantera de la zapatilla tiene una amortiguación con menos recorrido y claramente más firme que en el talón.

Para poner las cosas en perspectiva, en el talón tenemos Gel de unos 35º-40º de dureza, FlyteFoam Lyte de 50º y un poquito de FlyteFoam Propel de 60º, por lo que nos daría una media (así a ojo de buen cubero ya que habría que tener en cuenta otras cosas como los perfiles) de unos 50º, que es una amortiguación apropiada y cómoda para un corredor de peso medio o alto.

En la parte media y delantera casi todo se reparte entre FlyteFoam Propel de 60º y el Dynamic Duomax de 65º, por lo que tenemos un tacto tirando a firme.

Hablando del Dynamic Duomax, como podréis ver, el contraste entre el FlyteFoam y el Dynamic Duomax es de 15º, que es lo habitual, pero el contraste entre el FlyteFoam Propel y el Dynamic Duomax es de 5º y es el FlyteFoam Propel lo que rodea a la doble densidad, así que no es una zapatilla tremendamente correctora sino más bien muy estable, que guía la pisada.


Hay que saber diferenciar esto y entender que, por ejemplo, la ASICS GT 4000 sería mejor opción que la ASICS GEL Kayano 26 para pronación media o alta, y la Kayano sería más adecuada para pronaciones leves-medias.

Se me ha quedado algo corta en expectativas de amortiguación, no mucho, pero desde luego que la plantilla de EVA no ayuda a percibir profundidad y tacto más blando. Viendo la competencia, no sé si el camino del FlyteFoam Propel tan extendido es el ideal, probablemente en cuanto a dinámica lo sea, pero creo que quien compra una Kayano, en muchos casos, espera tacto blando más que dinámica.

Sea como fuere, quien compre la ASICS GEL Kayano 26 por un motivo u otro, al menos que sepa lo que ofrece.

 

Conclusión

 

La ASICS GEL Kayano 26 es, en global, una buena zapatilla: horma mejorada, confortable, buen upper, transpirable, muy estable, relativamente duradera… No se le pueden poner muchas pegas, quizá mi queja más grande es el tema de la plantilla, por lo que objetivamente se puede considerar (o seguir considerando) a la ASICS GEL Kayano 26 como una referencia en su segmento.


Subjetivamente, hubiese preferido un tacto más blando, no es que haga falta para correr ya que su amortiguación es agradable, especialmente en el talón, pero viendo la tendencia de algunas rivales esperaba que ASICS siguiese el mismo camino. En cualquier caso, esto no la hace mejor ni peor, simplemente cubrirá unos gustos diferentes, pero para eso están las pruebas que hacemos, para aclararlo.

Usuario tipo de la ASICS GEL Kayano 26

Corredores neutros que quieran estabilidad, pronadores leves o medios de más de 75 kg de peso que busquen una zapatilla trotamillas, estable, amortiguada y apta para correr en asfalto o tierra a ritmos más lentos de 4.20 min/km.

 

LO MEJOR

  • Nuevo upper más transpirable
  • Confort tope de gama
  • La nueva horma es una buena noticia
  • Estabilidad

A MEJORAR

  • El cambio de la plantilla no ha sido una buena elección
  • Algo rígida de chasis en general
  • No tiene reflectantes

 

Biosports
Asics Kayano 26

A las Kayano 26 se le han realizado varios cambios, algunos de ellos clave para diferenciarla un poco de una ASICS GEL Kayano 25 que, sinceramente, no fue una zapatilla demasiado brillante, sí funcional, pero no supuso un paso adelante en la historia.

 

 

Chasis y mediasuela

 

Tenemos un chasis de 29 mm de altura en el talón, 19 mm en el antepié y un drop resultante de 10 mm, medidas totalmente acordes con su segmento, el de tope de gama para pronadores.

La ASICS GEL Kayano 26 para mujer tiene bastantes cambios aparte de ser más estrecha: los materiales son más blandos para adaptarse mejor al menor peso de las mujeres y el drop es mayor, en concreto de 13 mm, ya que el talón está más elevado para adaptarse a un Aquiles menos elástico, que también suele ser habitual en las mujeres.

Es un material que mezcla FlyteFoam normal con goma para darle un plus de respuesta y retorno de energía a la zapatilla. Su adición en la versión anterior resultó en una zapatilla algo pesada y tosca pero en esta versión se ha apaciguado un poco ese efecto y es algo más cómoda.

Si hay que resaltar un cambio en el chasis de esta Kayano 26 sería sin duda la geometría del Gel en el talón. Para los fieles del modelo, no será ninguna novedad ver la distribución del Gel en esta zona ya que la Kayano ha utilizado durante muchos años este tipo de disposición y extensión de Gel.

Ambas versiones se diferencian en que el Dynamic Duomax lleva una capa por encima de material más blando (en este caso, FlyteFoam Propel) que hace de filtro entre el pie y la doble densidad.

La base que fundamenta esto es que el pie puede no pronar o no necesitar corrección hasta cierto punto y, en el caso de pronar levemente (o, directamente, no pronar), será el FlyteFoam Propel el que notemos, pero si la pronación aumenta o necesitamos soporte, entonces la doble densidad empezará a actuar.

 

De ahí la denominación de Duomax ‘dinámico’ y también el cambio de categoría de la Kayano estos últimos años: estamos hablando de una zapatilla de control de estabilidad para neutros con necesidad extra de estabilidad y pronadores leves o pronadores medios de no demasiado peso. Para más pronación, ASICS tiene otros modelos igual de buenos, como la ASICS GT-4000.

 

Suela

 

La suela sigue siendo bastante parecida en cuanto a rendimiento a lo que la Kayano viene ofreciendo desde hace bastantes años.

El principal cambio se da en la Guidance Line que, en esta versión, se ve acompañada por otro corte de flexión paralelo en el antepié. Además, la línea principal se ve más interrumpida por el taqueado delantero.

Estos cambios han sido un poco contradictorios ya que, por un lado, cortas la Guidance Line con tacos pero le añades otro pequeño corte paralelo a la zapatilla. Ereo que el objetivo era el de hacer un antepié más estable pero una transición más progresiva y lo cierto es que en ambas cosas es mejor que la ASICS GEL Kayano 25 a pesar de ser algo rígida para mi gusto.

No me entendáis mal, la zona delantera ha mejorado en flexión, ayudada en parte porque los cortes de flexión ahora no se interrumpen debajo del primer metatarso, pero en general la zapatilla es rígida desde el talón al primer surco de flexión.


El Trusstic System (la pieza de plástico del arco de la zapatilla) ha sido rediseñado pero básicamente mantiene unas líneas similares ya no solo a la Kayano 25 sino a muchos otros modelos de la marca, con dos tirantes que se cruzan para dar rigidez torsional en el sentido de la marcha.

 

Amortiguación


La amortiguación es la parte que me ha dejado más dudas sobre la ASICS GEL Kayano 26. No es una mala amortiguación ni le falta cantidad para la función que busca y, de hecho, creo que es el tipo de amortiguación que en ASICS querían darle, pero si no eres un asiduo a los últimos modelo de Kayano y piensas que esta versión es el paradigma de la comodidad y de la amortiguación por la fama que tiene el modelo, quizá te lleves una decepción.

Es cierto que mejora un poquito lo visto en la ASICS GEL Kayano 25, especialmente en el talón: la nueva geometría del talón, con mucho más Gel, hace que si aterrizamos con esta zona, la zapatilla nos dé un poquito más de amortiguación. Vas a notar el cambio especialmente con respecto a la versión anterior (que era más firme) si pesas menos de 80 kg.

 


El Gel trasero nos da cierto recorrido y es la primera parte de una buena transición de pisada hacia el antepié.

En el momento en el que el FlyteFoam Propel empieza a ser protagonista, la sensación cambia un poco y la respuesta se hace presente. La parte media y delantera de la zapatilla tiene una amortiguación con menos recorrido y claramente más firme que en el talón.

Para poner las cosas en perspectiva, en el talón tenemos Gel de unos 35º-40º de dureza, FlyteFoam Lyte de 50º y un poquito de FlyteFoam Propel de 60º, por lo que nos daría una media (así a ojo de buen cubero ya que habría que tener en cuenta otras cosas como los perfiles) de unos 50º, que es una amortiguación apropiada y cómoda para un corredor de peso medio o alto.

En la parte media y delantera casi todo se reparte entre FlyteFoam Propel de 60º y el Dynamic Duomax de 65º, por lo que tenemos un tacto tirando a firme.

Hablando del Dynamic Duomax, como podréis ver, el contraste entre el FlyteFoam y el Dynamic Duomax es de 15º, que es lo habitual, pero el contraste entre el FlyteFoam Propel y el Dynamic Duomax es de 5º y es el FlyteFoam Propel lo que rodea a la doble densidad, así que no es una zapatilla tremendamente correctora sino más bien muy estable, que guía la pisada.


Hay que saber diferenciar esto y entender que, por ejemplo, la ASICS GT 4000 sería mejor opción que la ASICS GEL Kayano 26 para pronación media o alta, y la Kayano sería más adecuada para pronaciones leves-medias.

Se me ha quedado algo corta en expectativas de amortiguación, no mucho, pero desde luego que la plantilla de EVA no ayuda a percibir profundidad y tacto más blando. Viendo la competencia, no sé si el camino del FlyteFoam Propel tan extendido es el ideal, probablemente en cuanto a dinámica lo sea, pero creo que quien compra una Kayano, en muchos casos, espera tacto blando más que dinámica.

Sea como fuere, quien compre la ASICS GEL Kayano 26 por un motivo u otro, al menos que sepa lo que ofrece.

 

Conclusión

 

La ASICS GEL Kayano 26 es, en global, una buena zapatilla: horma mejorada, confortable, buen upper, transpirable, muy estable, relativamente duradera… No se le pueden poner muchas pegas, quizá mi queja más grande es el tema de la plantilla, por lo que objetivamente se puede considerar (o seguir considerando) a la ASICS GEL Kayano 26 como una referencia en su segmento.


Subjetivamente, hubiese preferido un tacto más blando, no es que haga falta para correr ya que su amortiguación es agradable, especialmente en el talón, pero viendo la tendencia de algunas rivales esperaba que ASICS siguiese el mismo camino. En cualquier caso, esto no la hace mejor ni peor, simplemente cubrirá unos gustos diferentes, pero para eso están las pruebas que hacemos, para aclararlo.

Usuario tipo de la ASICS GEL Kayano 26

Corredores neutros que quieran estabilidad, pronadores leves o medios de más de 75 kg de peso que busquen una zapatilla trotamillas, estable, amortiguada y apta para correr en asfalto o tierra a ritmos más lentos de 4.20 min/km.

 

LO MEJOR

  • Nuevo upper más transpirable
  • Confort tope de gama
  • La nueva horma es una buena noticia
  • Estabilidad

A MEJORAR

  • El cambio de la plantilla no ha sido una buena elección
  • Algo rígida de chasis en general
  • No tiene reflectantes

 

Contáctese con nosotros

Balcarce 592|info@biosports.com.ar|341 6990231