New Balance 1080 V9

 

Chasis y mediasuela

Los principales cambios se dieron en cuanto a las medidas y geometrìa, tenemos unos perfiles mayores (2mm más que las 1080 v8), de 29 mm en talón y 21 mm en antepié con un drop resultante de 8 mm.
En cuanto al ancho de la base, mantiene sus 90 mm en talón como con 120 mm en antepié, siendo sin dudas una de las zapatillas más amplias de base de su categoría.

 


El Fresh Foam de la 1080 v9 sí cambia mucho en cuanto a geometrías ya que tiene más perfil y las formas cóncavas y convexas se encuentran por duplicado: en primer lugar en los cortes pequeños y multitudinarios que vemos alrededor de la mediasuela y, en segundo lugar, en lo referente a los surcos de guiado laterales, especialmente en la parte externa del talón y del mediopié.
Esto vendría a significa que el principal elemento que facilita el recorrido de amortiguación no son los 2 mm más de Fresh Foam del perfil, ni su menor dureza, sino que el surco lateral externo cóncavo es el gran protagonista, ayudado en buena medida por los pequeños cortes y agujeros que se realizan con láser.
Estos pequeños surcos son microajustes que New Balance ha diseñado con una forma específica para dar respuesta a la mayoría de corredores. Es una tecnología que denomina Data to Design (D2D) y que le permite manejar una gran cantidad de datos de muchos corredores para adaptar cada milímetro de la 1080 v9 a dar una respuesta lo mejor posible.

 

Suela

La suela sigue presentando un look similar en cuanto a que simula un mapa de presiones con diferentes colores, algo que deja claro que el Data to Design es algo muy arraigado en el ADN de la New Balance 1080 v9.


La nueva geometría de los tacos hace que tengamos muchos más y de menor tamaño, así se obtiene un mayor agarre ya que tenemos más material en contacto con el suelo y, por tanto, una adherencia mayor.
La durabilidad no va a suponer ningún problema ya que es más que decente, en la media diría yo, pero sí es cierto que usando los mismos materiales con un taco menor y flexibilidad mejorada, al final tienes más material en contacto con el suelo (siendo el mismo material) que tarda menos en desgastarse. Con mis 75 kg de peso diría que una estimación adecuada de vida útil son 700 km (grosso modo y con 100 kilómetros de uso).

 

Amortiguación

El Fresh Foam es más blandito que en versiones anteriores, tiene 2 mm más de perfil y el colapso de la zapatilla es mucho mayor, especialmente en el talón y el mediopié externos.
En carrera, todo esto se traduce en una zapatilla bien amortiguada, de tacto blando y agradable y con muy buena dinámica de pisada.
New Balance ha movido un poquito la 1080 v9 hacia un usuario tipo más ligero y rápido. Como digo, es una recolocación leve: si bien la 1080 v8 aguantaba hasta 95 kg, recomendaría la New Balance 1080 v9 hasta 90 kg, siendo entre 75 kg y 85 kg su punto óptimo para aprovechar la amortiguación.
A pesar de ser una zapatilla muy amortiguada y bastante blanda, no es exigente con el Aquiles o la fascia ya que el chasis de 8 mm se nota más plano, lo que ayuda en este sentido. Además, no provoca tanta vibración en Aquiles o en los periostios como otras de sus rivales.
La New Balance 1080 v9 nunca ha tenido el objetivo de ser una zapatilla rápida, para eso New Balance tiene mil modelos (literalmente). Pero sí es cierto que la 1080 v9 es algo más ágil de lo esperado.
No es que sea un modelo para correr a 3.30 min/km pero sí se nota que va igual de bien a 4.10 min/km que lo que iba la 1080 v8 a 4.25 min/km, por ejemplo. Parece una tontería pero es suficiente como para que mucha gente más rápida pueda valorarla.

 

Conclusión

Tras probar la New Balance Fresh Foam Vongo v3 (que era todo lo bueno que podría haber sido la 1080 v8) y la Beacon, no podía pensar en otra cosa que no fuese una New Balance 1080 v9 excelente y la verdad es que lo es.

Las pegas que le pongo son circunstanciales e incluso recomendaciones más que algo que un corredor que las adquiera vaya a percibir o de lo que vaya a quejarse.

Es cierto que el talón es algo complejo y no va a convencer a todos, pero el resto de la zapatilla está a un nivel muy alto y, aunque va a tener rivales muy serias este año en su categoría, mucho se van a tener que esforzar para ser mejores que la 1080 v9 ya que combina ligereza, buena amortiguación, mucho confort y una horma excelente.

Si te gustó su predecesora, la New Balance Fresh Foam 1080 v9 es una garantía sin duda: tiene todo lo bueno de la 1080 v8 y nada de lo malo.

Es una de las mejores opciones (si no la mejor) para usuarios que utilicen plantillas o de pies algo amplios que pesen más de 75 kg y corran a ritmos tranquilos.

 

Usuario tipo de la New Balance 1080 v9


Corredores neutros, supinadores o plantilleros de más de 70 kg que busquen una zapatilla estable, confortable y amortiguada para entrenamientos de largo recorrido o competiciones largas a ritmos más lentos de 4.10 min/km.

 

LO MEJOR

 

Todo lo susceptible de queja se ha solucionado muy bien
Más blanda y más agradable
Ligereza, estabilidad y transición excelentes
Ajuste y confort

 

A MEJORAR

 

El Fresh Foam sería ideal con un poco más de rebote y elasticidad
Dura un poquito menos que la versión anterior
Puede que el nuevo contrafuerte no se ajuste a algunas personas
 

Fuente

 

 

Biosports
New Balance 1080 V9

 

Chasis y mediasuela

Los principales cambios se dieron en cuanto a las medidas y geometrìa, tenemos unos perfiles mayores (2mm más que las 1080 v8), de 29 mm en talón y 21 mm en antepié con un drop resultante de 8 mm.
En cuanto al ancho de la base, mantiene sus 90 mm en talón como con 120 mm en antepié, siendo sin dudas una de las zapatillas más amplias de base de su categoría.

 


El Fresh Foam de la 1080 v9 sí cambia mucho en cuanto a geometrías ya que tiene más perfil y las formas cóncavas y convexas se encuentran por duplicado: en primer lugar en los cortes pequeños y multitudinarios que vemos alrededor de la mediasuela y, en segundo lugar, en lo referente a los surcos de guiado laterales, especialmente en la parte externa del talón y del mediopié.
Esto vendría a significa que el principal elemento que facilita el recorrido de amortiguación no son los 2 mm más de Fresh Foam del perfil, ni su menor dureza, sino que el surco lateral externo cóncavo es el gran protagonista, ayudado en buena medida por los pequeños cortes y agujeros que se realizan con láser.
Estos pequeños surcos son microajustes que New Balance ha diseñado con una forma específica para dar respuesta a la mayoría de corredores. Es una tecnología que denomina Data to Design (D2D) y que le permite manejar una gran cantidad de datos de muchos corredores para adaptar cada milímetro de la 1080 v9 a dar una respuesta lo mejor posible.

 

Suela

La suela sigue presentando un look similar en cuanto a que simula un mapa de presiones con diferentes colores, algo que deja claro que el Data to Design es algo muy arraigado en el ADN de la New Balance 1080 v9.


La nueva geometría de los tacos hace que tengamos muchos más y de menor tamaño, así se obtiene un mayor agarre ya que tenemos más material en contacto con el suelo y, por tanto, una adherencia mayor.
La durabilidad no va a suponer ningún problema ya que es más que decente, en la media diría yo, pero sí es cierto que usando los mismos materiales con un taco menor y flexibilidad mejorada, al final tienes más material en contacto con el suelo (siendo el mismo material) que tarda menos en desgastarse. Con mis 75 kg de peso diría que una estimación adecuada de vida útil son 700 km (grosso modo y con 100 kilómetros de uso).

 

Amortiguación

El Fresh Foam es más blandito que en versiones anteriores, tiene 2 mm más de perfil y el colapso de la zapatilla es mucho mayor, especialmente en el talón y el mediopié externos.
En carrera, todo esto se traduce en una zapatilla bien amortiguada, de tacto blando y agradable y con muy buena dinámica de pisada.
New Balance ha movido un poquito la 1080 v9 hacia un usuario tipo más ligero y rápido. Como digo, es una recolocación leve: si bien la 1080 v8 aguantaba hasta 95 kg, recomendaría la New Balance 1080 v9 hasta 90 kg, siendo entre 75 kg y 85 kg su punto óptimo para aprovechar la amortiguación.
A pesar de ser una zapatilla muy amortiguada y bastante blanda, no es exigente con el Aquiles o la fascia ya que el chasis de 8 mm se nota más plano, lo que ayuda en este sentido. Además, no provoca tanta vibración en Aquiles o en los periostios como otras de sus rivales.
La New Balance 1080 v9 nunca ha tenido el objetivo de ser una zapatilla rápida, para eso New Balance tiene mil modelos (literalmente). Pero sí es cierto que la 1080 v9 es algo más ágil de lo esperado.
No es que sea un modelo para correr a 3.30 min/km pero sí se nota que va igual de bien a 4.10 min/km que lo que iba la 1080 v8 a 4.25 min/km, por ejemplo. Parece una tontería pero es suficiente como para que mucha gente más rápida pueda valorarla.

 

Conclusión

Tras probar la New Balance Fresh Foam Vongo v3 (que era todo lo bueno que podría haber sido la 1080 v8) y la Beacon, no podía pensar en otra cosa que no fuese una New Balance 1080 v9 excelente y la verdad es que lo es.

Las pegas que le pongo son circunstanciales e incluso recomendaciones más que algo que un corredor que las adquiera vaya a percibir o de lo que vaya a quejarse.

Es cierto que el talón es algo complejo y no va a convencer a todos, pero el resto de la zapatilla está a un nivel muy alto y, aunque va a tener rivales muy serias este año en su categoría, mucho se van a tener que esforzar para ser mejores que la 1080 v9 ya que combina ligereza, buena amortiguación, mucho confort y una horma excelente.

Si te gustó su predecesora, la New Balance Fresh Foam 1080 v9 es una garantía sin duda: tiene todo lo bueno de la 1080 v8 y nada de lo malo.

Es una de las mejores opciones (si no la mejor) para usuarios que utilicen plantillas o de pies algo amplios que pesen más de 75 kg y corran a ritmos tranquilos.

 

Usuario tipo de la New Balance 1080 v9


Corredores neutros, supinadores o plantilleros de más de 70 kg que busquen una zapatilla estable, confortable y amortiguada para entrenamientos de largo recorrido o competiciones largas a ritmos más lentos de 4.10 min/km.

 

LO MEJOR

 

Todo lo susceptible de queja se ha solucionado muy bien
Más blanda y más agradable
Ligereza, estabilidad y transición excelentes
Ajuste y confort

 

A MEJORAR

 

El Fresh Foam sería ideal con un poco más de rebote y elasticidad
Dura un poquito menos que la versión anterior
Puede que el nuevo contrafuerte no se ajuste a algunas personas
 

Fuente

 

 

Contáctese con nosotros

Balcarce 592|info@biosports.com.ar|341 6990231